TEMPLATE USED: single.php
pageid: 4145
WFL

10 claves para retomar con éxito el ejercicio post vacaciones

Soledad Díaz de la Vega

21 marzo, 2017

Con la llegada de marzo arranca un nuevo año después de unas vacaciones que van quedando en el recuerdo.

Ni fácil ni rápido es volver a empezar con las rutinas y con los hábitos para ponerse en modo acción nuevamente. Sin embargo, esto lo podemos ver como una oportunidad para comenzar a hacer algo diferente a otros años y proponerse nuevos desafíos o nuevos focos de actividades que le den un nuevo impulso a este año.

Esto, porque la mayoría de las veces volver a las rutinas y a las obligaciones es también volver a las zonas de confort, a las actividades que conozco, a seguir haciendo lo mismo. No es que esto sea malo, porque son parte de la vida, pero también es perder la oportunidad de replantearse qué nuevo busco para mi vida, qué deseo con muchas ganas, hacia dónde quiero ir.

¿Por dónde empezar? Es bueno hacer un ejercicio de preguntas y reflexión contigo misma. Existen miles de iniciativas. Puedes proponerte empezar a correr, hacer una maratón, caminar a diario, nadar, bailar, yoga, inscribirte a un gimnasio, etc. Lo importante de iniciar algo diferente es dar el paso al vacío que te provoque nuevas sensaciones, aprendizajes, emociones para volver a conectarte. Es la prueba a tu actitud, al compromiso contigo misma y con otros, ya que algunas veces somos nosotras mismas nuestro peor enemigo, saboteadoras de nuestro potencial, fallando una y otra vez a nuestra voluntad.

También puede ser una prueba a tu orden y disciplina, tus exigencias y responsabilidades, ya que si la motivación no aparece por sí sola éstas entran a jugar.

Algunos tips para pasar al “modo on” o del deseo a la acción:

Escribe tu objetivo en un papel visible en algún lugar que lo puedas ver todos los días. Aumenta tu compromiso.

Planifica tu objetivo, piensa en el lugar, la hora, para qué, hasta cuándo, qué quieres obtener.

-Desea lo que quieras, no te limites nunca en buscar tu deseo, para qué lo quieres, cuánto lo quieres y luego llévalo a la acción.

Elimina todo tipo de distractores que te impidan arrancar con tus objetivos, desde personas que te juzguen apresuradamente, comentarios que te parezcan negativos, hasta quedarte pegada contestando whatsaps, Facebook, viendo televisión, etc.

Conversa con otras personas de tus objetivos, deseos, escucha y pide consejos para tener mayor apertura o visión pero no olvides que la decisión es solo tuya.

Constancia, intenta mantenerte en tu objetivo, las cosas por lo general no salen bien a la primera, piedras en el camino van aparecer pero no decaigas, ten fuerza de voluntad.

No ocupes el “no puedo”, “siempre me pasa lo mismo”, etc. No te bloquees en la primera dificultad, háblate de manera positiva “y si….” o “puedo aunque me cueste …..”.

Apasiónate con lo que te has propuesto, celebra lo que haces, agradece cada vez que lo logres y no dejes de sorprenderte siempre de lo que haces.

Busca el lado lúdico, alegre y agradable a tu objetivo, sin dejar de lado disfrutar, estar contenta.

-No existe no tener tiempo para hacer todo lo que deseas, solo hay que organizarse y distribuir bien el tiempo para planificarte.

Éxito desde marzo.

Artículos Relacionados

Recomendado: La doble dimensión de nuestro ser ante el autocuidado

El difícil camino del APEGO

Recomiendo: Congreso de Salud y Educación Infantil

10 cosas que pasan cuando sales de tu zona de confort