TEMPLATE USED: single.php
pageid: 2852
WFL

¿Temporada de corridas? 10 cosas que debes hacer antes de una carrera

Soledad Díaz de la Vega

27 septiembre, 2016

Preparar una carrera puede ser un gran desafío cuando te propones empezar o continuar mejorando en tu deporte. En este sentido, el aspecto sicológico es muy importante para sentirte de la mejor manera cuando llegue el gran día.

Los pensamientos previos se manifiestan de muchas maneras, dependiendo de cuáles hayan sido las motivaciones que te llevaron a inscribirte en una carrera. Para algunos puede ser una gran ilusión el solo hecho de participar, mientras que para otros puede significar un desafío personal o competitivo consigo mismos o con otros deportistas, entre otros factores.

Cada uno de estos pensamientos generan emociones que influyen directamente en el rendimiento antes y durante la competencia. Por eso es fundamental que tengas en cuenta los siguientes aspectos y que los incorpores, independiente de tus motivaciones, para que ese gran día puedas sentir que cumpliste con éxito cada uno de los objetivos propuestos.

1. El origen de todo es conocerte a ti misma, para entender qué cosas te movilizan y te hacen vibrar para cumplir tus metas. ¿Sábes cúales son tus fortalezas? ¿Conoces tus debilidades a la hora de competir? ¿Eres pesimista u optimista? ¿Por qué llegaste a inscribirte en esa carrera? ¿Eres competitiva y te comparas seguido con otras? Si te conoces a ti misma, sabes cuáles son tus objetivos y eres sincera, podrás tomar nota de lo que deseas lograr y planterate expectativas a tu medida. Al final, lo que haces es evitar sentirte fracasada por tu resultado o tu experiencia.

2. Ponerte objetivos tanto de rendimiento (“lograr estar dentro de las 100 primeras de mi categoría”) como de tarea. Estos últimos tienen que ver con la forma en que te organizas para entrenar, si es sola o acompañada, en qué tiempo, qué días, etc. Estos objetivos te llevarán a cumplir los de rendimiento. Fíjate más en los objetivos de tarea que en el resto.

3. Poner en contexto tu carrera te ayuda a darte cuenta que no solo eres “esa deportista”, entendiendo que es algo que te apasiona y produce alegría pero que no es tu vida. Seguramente tienes muchos otros papeles que hacer, los que también te presentan desafíos en los cuales puedes potenciar tus virtudes.

4. Reconoce tus emociones y no las anules. Si estás nerviosa, ansiosa, con miedo, irritable, etc, reconócelo y pregúntate qué es lo que te amenaza, lo que te asusta. Te aseguro que al responderlas bajarás su intensidad. Por el contrario, si las eludes solo se harán más agudas.

5. Días antes visualiza mentalmente tu carrera perfecta, en la que estás sintiéndote muy bien, tranquila, feliz y alcanzando tus objetivos. Verás que esa experiencia que lee el cerebro, y que no sabe si es real o no, hará que te sientas y percibas igual ese día.

6. Crea un check list previo con todo lo que necesitas para competir y así evitarás cualquier elemento de desconcentracion.

7. Evita estar pensando constanstemente en algún resultado o situación; por el contrario, es el minuto para estar tranquila disfrutando de algo diferente que te guste o compartiendo con personas que no te estresen.

8. No hagas cambios de última hora en tus rutinas de alimentación ni de sueño.

9. Finalmente muévete por tus propios deseos planteados para superarte y no por expectativas fundadas en cosas que no puedas dominar ni exigirte a ti misma.

10. Piensa y cree en ti, busca tu felicidad en lo que haces y verás que esos resultados llegarán.

Artículos Relacionados

10 claves para retomar con éxito el ejercicio post vacaciones

7 maneras de cuidar tus pies después de correr

5 errores que cualquier runner debe evitar

Atletas y fanáticos se unen para crear revolucionaria zapatilla de running