TEMPLATE USED: single.php
pageid: 2359
WFL

Los 7 errores más comunes al practicar spinning y cómo evitarlos

20 julio, 2016

Si eres asidua a las clases de spinning y en cuanto te subes a la bicicleta te olvidas de todo y solo piensas en seguir al ritmo de la música, pase lo que pase, debes saber que tan importante como cumplir la meta y darlo todo para llegar con la intensidad requerida a ese ascenso que te hace transpirar, es cuidar tu cuerpo y tu postura. Deja fluir tu energía y aplica una correcta técnica de entrenamiento para evitar que las lesiones te obliguen a dejar de pedalear.

Carlos Badilla, profesor de Educación Física y entrenador del gimnasio O2 cuenta que “las lesiones suelen concentrarse en tres zonas: En las anteriores (manos, muñecas y codo) produciendo tendinitis y epicondilitis o codo de tenista; en la central (zona perineal) generando lumbalgias, dorsalgias y cervicalgias y en las inferiores (pie y metatarso) dando paso a tendinitis y metatarsalgia. La prevención de estas lesiones, te permitirá asegurar el desarrollo óptimo de la práctica del spinning, aprovechando al máximo todos sus beneficios”, dice.

Entérate lo que dice el experto sobre los principales errores que suelen cometerse y cómo evitarlos para que tu práctica rinda los efectos deseado.

Error 1

Tensar los hombros

Consiste en mantener los brazos extendidos completamente sobre el manubrio. Esta posición puede producir tendinitis en muñecas, codos y tensión en los hombros.

La posición correcta es tener conciencia de mantener los codos ligeramente flexionados.

Tip: Mantén las muñecas relajadas en posición neutra sobre el manubrio.

Error 2

Mecer las caderas

Consiste en mantener movimientos laterales oscilantes, sacando el centro de gravedad del cuerpo respecto al sillín. Este movimiento puede producir dolor lumbar.

Lo correcto, es mantener las caderas sobre el centro de gravedad respecto al asiento.

Tip: Mantén en línea las rodillas, la cadera y los hombros en una posición neutra respecto del sillín y el manubrio.

Error 3

Contener la respiración

Es común cometer este error en los trabajos de velocidad en plano. Para evitarlo es recomendable, mantener una respiración fluida, ya que de esta forma mejorarás el control de la frecuencia cardíaca.

Error 4

Usar solo los cuádriceps (al ir con más resistencia)

Esto no se produciría si sigues la siguiente indicación: durante el pedaleo las rodillas deben ir rectas o ligeramente hacia adentro y los talones alineados con la punta del pie en posición neutra. No deben apuntar ni hacia afuera ni hacia adentro, respecto a los pedales.

Los músculos que debes utilizar en un pedaleo con resistencia son:

  • Cuádriceps
  • Glúteo mayor
  • Vasto lateral y medial del cuádriceps
  • Gemelo y sóleo

No seguir esta indicación puede ocasionar una presión excesiva a nivel de la rótula.

Error 5

Escatimar en resistencia

Este error conlleva a otros dos que son rodillas hacia afuera y “saltar sobre el asiento” para resistir.

Para evitarlos es necesario:

  • Colocar una resistencia adecuada al trabajo requerido y a las revoluciones por minuto de acuerdo al ritmo de la música.
  • Mantener una posición firme y neutra respecto al sillín.
  • Posicionar las rodillas levemente hacia adentro respecto a los pedales.

Error 6

Apretar muy fuerte el manubrio con las manos

Esto se produce al poner el manubrio a una altura inferior al sillín y conlleva a un aumento de la tensión y al posteriormente adormecimiento de las manos, pudiendo producir tendinitis en las muñecas.

Evita este error poniendo el manubrio a la misma altura del sillín.

Error 7

Olvidar los estiramientos

Nunca debes dejar de realizar esta etapa, ya que es fundamental para la recuperación muscular, la asimilación del trabajo realizado y la prevención de lesiones.

Es recomendable que realices los estiramientos abajo de la bicicleta, pero con apoyo de ésta. Se sugiere la mantención de 20 a 30 segundos en las posiciones de estiramiento, tanto del tren inferior como del superior.

Tips para una buena práctica de spinning:

  • Correcta regulación de la bicicleta para realizar la práctica y así no producir una lesión crónica que sea difícil de recuperar.
  • Controlar aquellos ejercicios que supongan el sobrepaso del 90% de la frecuencia cardíaca máxima. Se aconseja, y es indispensable, el uso de un pulsómetro para controlar el nivel de la frecuencia cardíaca.
  • Por ningún motivo realizar ejercicios que te requieran adelantar el centro de gravedad de la cadera y, por consiguiente, de la rodilla sobre la posición natural de la bicicleta. Es decir, el llamado “bloqueo” y mucho menos los “bloqueos” en cuclillas. Esto conlleva a que aumente la presión arterial, a una gran probabilidad de lesiones de la rodilla y una presión más que elevada en las vértebras de la zona baja de la columna.

 

Artículos Relacionados

5 beneficios de caminar que te van a sorprender

4 pasos simples para un abdomen de acero

Por qué deberías subirte a una bicicleta ¡ya!

Bungee workout, la nueva manera de ejercitarse (¡es muy entretenida¡)