TEMPLATE USED: single.php
pageid: 4107
WFL

7 maneras de cuidar tus pies después de correr

well+fit living

23 febrero, 2017

La recuperación es una parte fundamental de cada entrenamiento, pero los corredores deben poner especial atención al cuidado de los pies para mantenerlos sanos y poder seguir disfrutando lo que más les gusta: recorrer muchos, muchos kilómetros.

Por eso, además de las técnicas comunes de recuperación, el sitio popsugar.com entrega algunos consejos para mantener los pies en las mejores condiciones, para que puedas seguir funcionando bien durante mucho tiempo. ¡Dale un vistazo a estos siete pasos imprescindibles!

1. Elongar. Primero lo primero, cuando vuelvas a tu casa tómate un momento para estirar los pies. Elongar los dedos moviéndolos hacia arriba y abajo es fundamental tanto para antes como para después del entrenamiento. También prueba sentándote sobre los talones pero, en ves de apoyar los empeines en el suelo, apoya solo los dedos como si estuvieras en punta de pies. De igual forma es recomendable elongar las pantorrillas.

2. Masajea. Prueba con un rodillo especial para los pies, una botella de agua congelada o una pelota de tenis o golf para masajear los pies (especialmente los arcos). No lo hagas muy fuerte para no lastimarte, pero hazlo lo suficientemente firme para liberar la tensión.

3. Hielo y elevar. ¿Tienes una lesión o sientes los pies más adoloridos de lo normal? La inflamación y el dolor pueden aliviarse con un poco de hielo y poniendo las piernas en alto. La regla de oro es intercalar el hielo cada 20 minutos (¡y no lo vayas a aplicar directo en la piel!). Apoya los pies en una almohada sobre el sofá, la cama o una mesa de apoyo.

4. Baño de sales. Otra manera de relajar tus músculos es con un baño de sulfato de magnesio, pero para sus pies. Llena un recipiente con agua tibia y disuelve tus sales favoritas, mete tus pies y relájate mientras te repones con un snack saludable o ves tu programa de televisión favorito.

5. Masaje de árnica. Dolor, moretones, inflamación: todo se soluciona con la raíz de árnica. Haz un suave masaje y sentirás de inmediato el alivio, además te ayudará a hidratar tu piel.

6. Trata las ampollas de inmediato. Si has llegado a tu casa con algunas ampollas en los pies ¡no pierdas tiempo! Si la ampolla es grande, escúrrela con una aguja esterilizada para evitar que se rompa y aplica una crema antibiótica. Si es más pequeña, protégela con un parche.

7. Prueba con una pedicura diferente. Ok, entendemos que no quieras eliminar los callos (porque te protegen de las ampollas), pero sí preocúpate de recortar las uñas y hacerte un masaje hidratante, sobre todo después de kilómetros de impacto. La piel hidratada y mantener las uñas cortas evitan el roce, las lesiones y las uñas negras.

Artículos Relacionados

Skin expert summer de Eucerin se toma las playas del país

No dejes de conocer estos productos ….

5 errores que cualquier runner debe evitar

¿Temporada de corridas? 10 cosas que debes hacer antes de una carrera