TEMPLATE USED: single.php
pageid: 1239
WFL

Cómo bajar de peso… ¿Es esta la pregunta que deberías hacerte?

Ricardo Tagle

17 mayo, 2016
No, la forma adecuada sería preguntar, cómo activar mi metabolismo, cómo cambiar mi composición corporal.

Menos grasas…¡pero más calorías!

En los años 80, con la regulación del contenido graso de los alimentos en USA, a cargo de la FDA, comienza una transformación importante en nuestra alimentación.

Siendo más específico, se bajó el contenido graso de alimentos procesados, pero en su defecto se les agrego más azúcares (en todas sus formas).

No solo eso, sino que las recomendaciones nutricionales fueron «teñidas» de una alta dosis de carbohidratos.

El resultado, EE.UU y todas las naciones que siguieron su ejemplo (entre ellas Chile) incrementaron los porcentajes de personas obesas, con diabetes tipo 2, sobrepeso, etc.

Irónico. Se le quitan grasas a los alimentos y después de 20 años de este experimento a gran escala, la población se hizo más gorda…

Síganme en esta idea

– Los alimentos son como los fármacos, generan efectos profundos en nuestra fisiología y metabolismo, basta con decir que el balance de las hormonas insulina y glucagón está directamente relacionado con lo que ingerimos.

– Cuando comemos carbohidratos procesados -sobre todo los derivados de granos como las harinas blancas, por ejemplo-, estos azúcares pasan muy rápidamente a la sangre, dado que su composición química es más fácil de digerir por nuestro intestino. Este proceso hace que se libere bastante insulina al torrente sanguíneo. La insulina es una hormona de almacenamiento, por ende, guarda la glucosa (carbohidratos) que está presente en la sangre en forma de GRASA.

– Las típicas recomendaciones nutricionales nos aconsejan ingerir proporciones entre 40-55% de carbohidratos, unos 25-35% de proteínas y el resto en grasas. Y esto cada 4 horas, es decir, más de la mitad de nuestras calorías son carbohidratos, ¿recuerdan la base de la pirámide que todos conocemos? Cada 4 horas ingerimos un shot de azúcares para el cual nuestro organismo no está preparado. En términos evolutivos, la ingesta de carbohidratos era muy poco común en el contexto en que el homo sapiens se desarrolló.

¿Saben cuántos carbohidratos necesita un ser humano para funcionar?

…O gramos, aquí ya deben estar catalogándome de loco. Pero así es, un nutriente es esencial cuando el organismo lo necesita para su funcionamiento normal y cuando no es generado por el cuerpo.  Hay grasas esenciales y aminoácidos esenciales, pero no carbohidratos esenciales. Contamos con un proceso que se llama gluconeogenesis que permite fabricar glucosa a partir de otros nutrientes. Les recomiendo ver la charla TED de la Dra. Sarah Hallberg en donde expone el enfoque no «convencional» para tratar la diabetes tipo 2.

Entones, para ir resumiendo…

Carbohidratos procesados = alta respuesta insulínica = acumulación de grasas.

Hay un documental en Netflix que les puede ayudar a entender el fenómeno de la obesidad y del sobrepeso y de los intereses coorporativistas en las políticas nutricionales que hoy por hoy están en boga. Búsquenlo, se llama Fed Up.

Las portadas de la revista Time del año 1984 y del 2014 hablan del cambio de paradigma que está comenzando a expandirse. Cambios que están siendo liderados por el pensamiento crítico más que por intereses creados por la industria de alimentos.

revista time

«Como ven, bajar de peso tiene que ver con estimular el metabolismo, y si estás leyendo esto ya es algo que tienes abordado, lo segundo es entender qué «fármacos» en forma de alimentos estas metiendo en tu cuerpo».
Cambiemos el foco y alimentémonos lo más natural posible dejando de lado los productos procesados, como dice Sofia Bustos de la ONG Actuemos.

Artículos Relacionados

Los 4 mejores desayunos para perder peso

Acelera el metabolismo con esta rutina exprés

¿Te matas en el gimnasio y no bajas de peso? Descubre qué es lo que puedes estar haciendo mal

Conoce la manera más sustentable de comer una ensalada