TEMPLATE USED: single.php
pageid: 522
WFL

9 alimentos que mejoran tu salud (y no sabías hasta ahora)

well+fit living

6 mayo, 2016

Si eres de las que cree que por comer lechuga, tomate y palta tiene la salud asegurada, te contamos que hay otros alimentos que pueden ser mucho más beneficiosos para tu organismo y que tal vez te estás perdiendo.

Empieza a incluir desde ya esta lista que recomienda el sitio especializado webMD.

1. Coliflor. El brócoli es el pariente que recibe toda la atención, pero su primo más pálido se las trae. Al igual que otras verduras crucíferas, la coliflor es una buena fuente de vitamina C y fibra. Y de la misma manera que el brócoli, también tiene un compuesto natural llamado sulforafano que puede ser beneficioso contra el cáncer. Muchas otras cosas también afectan el riesgo de cáncer, pero la dieta es uno de los más fáciles de controlar.

2. Sardinas. Estos pequeños peces tienen gran valor nutricional. Poseen una gran fuente de ácidos grasos omega-3, y pocos alimentos son tan ricos en vitamina B12. También son ricos en vitamina D, el socio del calcio en la resistencia ósea.

3. El tempeh. Tal vez ya conoces el tofu, pero ¿has probado el tempeh? También se hace de la soya y está lleno de nutrientes como proteína, potasio y calcio. Aunque en nuestro país es bastante desconocido aún, poco a poco se va haciendo un espacio. En la página www.tempeh.info puedes encontrar más información e incluso comprarlo por internet.

4. Las betarragas. Estos tubérculos de colores brillantes pueden no tener muy buen aspecto por fuera pero son más suaves y más dulces cuando se cocinan. Las betarragas son ricas en antioxidantes, por lo que pueden ayudar a proteger contra el cáncer y otras enfermedades crónicas. Además su jugo, que es rico en nitratos, se ha usado para disminuir la presión arterial y aumentar el flujo de sangre al cerebro. Si eres atleta, incluso podría ayudar a mejorar tu rendimiento.

5. Alcachofas. Tienen un alto contenido de fibra que te hará sentir satisfecha, por lo que no te darán ganas de comer alimentos altos en grasa. Se pueden cocinar a la parrilla, el horno o en una olla, y comer las hojas o solo el corazón. Obtendrás apenas unas 60 calorías y casi nada de grasa, sin contar cualquier salsa que le agregues (ojo con engañarte a ti misma).

6. El kéfir. Esta forma burbujeante de leche fermentada ha sido un elemento básico de la dieta en las montañas del Cáucaso del Este de Europa durante muchos años. Recientemente ha empezado a hacerse popular en países como Estados Unidos, mientras que en el nuestro aparece tímidamente. El kéfir es alto en las bacterias “buenas” llamadas probióticos. También está siendo estudiado por sus efectos anti-inflamatorios y anti-cáncer. En internet hay distintas páginas que explican cómo hacer tu propio kéfir en casa y cómo conseguir los ‘pajaritos’ que necesitas para su elaboración. Aquí te damos algunas: La Buena Vida, Tus buenos Momentos y Kefir Saludable Chile.

7. Las ciruelas secas. Hacen mucho más que mantener una buena digestión. También son ricas en antioxidantes y fibra. Un cuarto de taza tiene 104 calorías y 12% de la fibra que necesitas en un día. Puedes comerlas tal cual, picarlas y añadirlas a muffins, o incluirlas en batidos, cereales, salsas y guisos.

8. Lentejas. Tal vez no son tan populares como los porotos, pero son igual de buenas como para convertirse en superestrellas de la comida sana. Úsalas en vez de carne en sopas o guisos, y obtendrás una gran fuente de proteína y fibra con mucho menos grasa.

9. Las algas. A no ser de que seas una fanática del sushi, puede que las algas nunca hayan pasado por tu boca. Sin embargo, vale la pena intentarlo. Debido a que absorben los nutrientes del mar, las algas marinas son ricas en vitaminas y minerales, especialmente calcio y hierro. También son altas en proteínas y bajas en grasas.

Reconoce cada uno de los alimentos en esta galería.

Artículos Relacionados

Los 4 mejores desayunos para perder peso

Conoce la causa por la que esa grasa abdominal no quiere desaparecer

Smoothies de avena para relajarse y disfrutar

Cómo hacer tu propia mantequilla de frutos secos