TEMPLATE USED: single.php
pageid: 2418
WFL

Conoce la manera más sustentable de comer una ensalada

26 julio, 2016

Una ensalada no tiene por qué ser aburrida. Las mezclas de sabores, aliños e ingredientes son la clave para que se transformen en tu menú preferido. Hoy, comer vegetales en formato de salad jar es una tendencia que toma fuerza porque reúne los conceptos de comodidad, sabor y sustentabilidad.

María José Vicuña, dueña de encubierto.cl, decidió emprender con salad jar, una idea sustentable, que deja de lado el plástico y el 100 % coherente con sus principios.  Mira los tips que comparte con WFL  para que comer de esta manera sea un placer para el paladar y un regalo para el medio ambiente. ¡Incorpora los jarros de vidrios en tus preparaciones!

 Toma nota

-Usa productos de la temporada, porque en ese minuto las verduras son más ricas y más baratas.

– Es muy importante cambiar. Hay muchas variedades de hojas verdes y hierbas frescas y secas para incorporar a las ensaladas. Si te cuesta inventar, has una lista con todas las cosas que te gustan y separa los alimentos por categorías: hojas verdes, legumbres, proteínas (que pueden desde huevos de codorniz, carne, jamón, pescados, mariscos, quesos hasta algunos porotos… )

– Agrega color a tu ensalada. Puedes usar choclos, tomates, zanahorias, coliflor, brócoli, betarraga, etc. Es importante tratar de incorporar los diferentes colores en tu alimentación.

– Juega con las cocciones. Puedes probar varias verduras que tradicionalmente preparas cocidas, pero esta vez crudas. Por ejemplo, el brócoli. Sin cocer es muy crocante y además no pierde ninguna vitamina. Para que lo disfrutes, recomienda que lo prepares picado bien chico.

– Aprovecha todas las comidas. Si hiciste lentejas, zapallitos italianos o arroz y te sobraron, puedes incorporar un par de cucharadas a tu salad jar. Al hacerlo estarás aprovechando bien la comida y no tendrás que botarla. Puedes sumar cualquier preparación que se pueda comer fría.

salad

Cómo armar tu salad jar para que los ingredientes no se echen a perder

– Abajo pon lo más pesado y luego vas agregando las distintas capas en orden de acuerdo a su peso.

– Separa las lechugas y las hojas muy sensibles de los ingredientes más ácidos, como por ejemplo, los tomates o el limón. Esto, porque las verduras más delicadas tienden a hacer osmosis con las más fuertes y se ponen mustias.

– Guarda la lechuga lo más seca posible, así durará más.

– El aliño es fundamental, porque es lo que le dará carácter a tu ensalada. Una buena manera de incorporarlo es ponerlo abajo, justo después de la proteína y luego agregar las otras capas de vegetales. Hacerlo así es lo ideal porque no utilizarás nada de plástico para guardar tu aliño.

– Para realizar tu aliño opta por los ingredientes que te gusten. Atrévete a jugar y probar. Eso sí, es importante que no sean tan densos porque tienen que escurrir. Si eres vegana, por ejemplo, usa la palta como la base del aliño con limón, jengibre, menta, etc.

-Es muy importante que todo vaya bien picado, porque cortar dentro de un frasco es difícil.

 

Artículos Relacionados

SUSTENTABILIDAD: Vitacura Lanza Campaña para Reducir Uso de Bolsas

Cómo bajar de peso… ¿Es esta la pregunta que deberías hacerte?

DIY: Chip de kale

5 alimentos que no pueden faltar en tu cocina