TEMPLATE USED: single.php
pageid: 1734
WFL

El secreto para controlar los antojos

well+fit living

16 junio, 2016

¿De un minuto a otro sientes unas ganas incontrolables de comer algo dulce? ¿Mueres por ese helado de chocolate que probaste el otro día? La culpa la tienen los antojos. Según nos dijo Elizabeth Somer, nutricionista y autora de Eat Your Way to Happiness, entre otros libros, los antojos están íntimamente relacionados con los hábitos alimenticios, los que también afectan el estado de ánimo y la energía. “Los neurotransmisores, encargados de la comunicación entre las células nerviosas del cerebro, envían mensajes y dictan cómo actuamos, lo que sentimos y lo que comemos”, nos explica.

La serotonina, neurotransmisor responsable de mantener el equilibrio de nuestro estado de ánimo, es un ejemplo de esto. Cuando esta sustancia está baja, nuestro cuerpo nos pide azúcar. ¿La razón? Los carbohidratos aumentan los niveles de serotonina en el cerebro, mejorando el estado de ánimo y frenando los antojos.

Qué hacer entonces…

Lo primero, dice Somer, es escuchar a tus antojos, porque te están diciendo algo. “En muchos casos los antojos de dulces son un esfuerzo inconsciente para elevar los niveles de serotonina o neuropéptido Y (NPY); si tienes ganas de algo cremoso o de alimentos grasos, puede ser una necesidad básica para satisfacer la galanina o los niveles de endocrinas (esas que producen una sensación de felicidad)”.

El punto es que estas sustancias químicas del cerebro son realmente super poderosas, por lo que la fuerza de voluntad no funcionará esta vez, dice Somer. La recomendación es trabajar en conjunto y no contra ellas. ¿Cómo? Prefiriendo alimentos nutritivos para calmar la ansiedad y aumentar el estado de ánimo.

Por ejemplo:
Si a media tarde te dan ganas de algo dulce, prefiere barritas de cereales y frutas, galletas integrales con mantequilla de maní, popcorn o un bagel con pasas y mermelada.

Controla los antojos ‘grasosos’ evitando comer grasa temprano en el día. “Mientras más grasa comas temprano, más grasa pedirá tu cuerpo después”. Por ejemplo, si le pones a tu ensalada del almuerzo un aderezo con grasa, que no te extrañe si tu cuerpo te pide helado después de la comida en la noche. Así que mejor ponle a tu ensalada yogurt light o crema ácida light.

Artículos Relacionados

Averigua por qué echas a perder tu dieta