TEMPLATE USED: single.php
pageid: 3187
WFL

12 efectos de una mala postura que ¡ni te imaginas! Te sorprenderás

Carolina Guzmán

12 octubre, 2016

Según un estudio realizado en Nueva Zelanda, una mala postura no solo te puede producir dolor en el cuello ola espalda, sino que también puede influir en otras áreas de tu vida como la digestión, la incontinencia urinaria o el dormir, entra varias otras.

Josefina Kutscher, kinesióloga del centro que lleva su apellido, se ha especializado en temas relacionados con una mala postura a través de la aplicación del método Gokhale. “El cuerpo humano está diseñado maravillosamente para durar cien años sin problemas. Si mantenemos la arquitectura natural del cuerpo entonces nos hacemos resistentes a un montón de problemas”, dice.

Kutscher explica que todos nacemos con una postura perfecta, pero diversos factores como los “huevitos” de las guaguas, los muebles o la manera de tomar a nuestros hijos nos van moldeando hacia una postura encorvada. “Si te fijas en las esculturas griegas antiguas, en películas de la Primera Guerra Mundial o en algunas tribus de nuestro planeta, vas a ver que las posturas son muy diferentes a las que tenemos ahora”. Kutscher asegura que hace unos 100 años nuestra cultura tomó un giro equivocado y perdimos de vista lo que constituye una postura saludable. “Es por esto que cuando ‘tratamos’ de estar derechos, solo nos cansamos más, por que estar tensos para estar derechos no es lo correto. Debemos estar derechos pero relajados y eso sí es una real buena postura”.

gokhale

Efectos de una mala postura

1. Mala circulación.

2. Ligamentos tensos, musculatura débil y acortada, deformación en los huesos.

3. Se modifica la respiración, los pulmones se expanden menos con una postura encorvada.

4. Bruxismo. La mandíbula cambia de posición cuando la cabeza y cuello se adelantan, lo que deja al músculo que bruxa en una posición de acortamiento.

5. Modificación de la posición del globo ocular para mirar.

6. Digestión inadecuada, dificultad para ir al baño, colon irritable, dolores premenstruales intensificados.

7. Incontinencias urinarias, prolapso de órganos.

8. Mal sueño. Cuando tu cuerpo no está comodo durante la noche tiende a moverse, por lo que el cerebro no descansa tratando de encontrar una buena posición.

9. Mal rendimiento físico. Si los músculos no están en una correcta posición, entonces no quedan en una posición mecánicamente efectiva para contraerse, por lo que se compensa utilizando otros músculos más débiles.

10. Dolores de cabeza por la tensión muscular de cabeza y cuello.

11. Problemas en articulaciones, artrosis, tendinitis, bursitis.

12. Y lo que más nos afecta: problemas en la columna, discopatías, hernias, sindromes facetarios, estenosis, etc..

Cómo lograr una buena postura

Una buena postura no es solo sacar pecho y tener los hombros atrás. Exacto. Tal como lo lees. Una buena postura es muchísimo más que eso. “Se trata de cómo posicionamos cada parte del cuerpo, desde los pies a la cabeza y logramos estar derechos pero relajados”, dice Josefina Kutscher.

Es importante saber que la pélvis es la base de nuestro “edificio” que es la columna. Si la base se cae, entonces todo hacia arriba se desmorona, comprimiendo los discos de la columna (lo que provoca discopatías, hernias, listesis, etc) y llevando los hombros y cabeza hacia adelante por la gravedad. Esto produce que los músculos trapecios y del cuello estén en constante contracción para que los hombros y el cuello no se caigan. ¿El resultado? Dolor de cabeza, compresión de columna cervical, tendinitis en hombros, etc.

Además, según la especialista, una pélvis caída (o en retroversión) provoca un acortamiento de isquiotibiales, músculos que deben estar largos para poder realizar casi todas las actividades del día a dia de una buena manera. Por eso, la pélvis siempre debe estar levantada (o cola parada) para todas las actividades que realicemos (caminar, sentarse, pararse, etc). “Se nos ha enseñado que debemos agacharnos doblando las rodillas para no dañar la columna. Sin embargo, si hacemos esto cada vez que nos agachamos, las rodillas terminarían rompiéndose, ya que no están hechas para soportar esa presión constante. Además, para muchas actividades como lavar los platos o hacer la cama, no nos sirve doblar las rodillas. La manera correcta de agacharse es desde las caderas con una columna totalmente recta”, explica Kutscher.

gokhale

Algunos tips

El glúteo medio es el motor de la marcha, por lo que debess apretar el glúteo con cada paso que das. Eso mismo provoca que la pélvis se levante.

Al mirar el celular, no es el cuello el que debe flectarse para mirar hacia abajo, si no que es la cabeza la que gira sobre el cuello.

Al dormir de lado, todos creen que la posición fetal es la adecuada. Pero esa postura solo provoca meter la pelvis, encorvar la columna completa, llevar los hombros hacia delante y flectar el cuello. Una correcta posición es sin llevar las rodillas al pecho, pelvis atrás, columna recta y elongada y pecho y hombros abiertos.

Artículos Relacionados

4 formas prácticas de evitar el dolor de espalda

La solución más simple para evitar el dolor de espalda

¿Mucho rato frente a la pantalla? Mira estos tips para aliviar el dolor de hombros y cuello