TEMPLATE USED: single.php
pageid: 2445
WFL

4 formas prácticas de evitar el dolor de espalda

well+fit living

27 julio, 2016

Si no tienes escoliosis, no has sufrido alguna lesión ni has tenido un accidente pero el dolor de espalda te persigue casi todos los días, pon atención a cómo está tu postura corporal porque ahí puede estar la respuesta.

Según un estudio de la Universidad de Harvard, actividades repetitivas en el trabajo o en la casa pueden producir tensión y rigidez muscular que se traducen en un dolor de espalda que se va desarrollando día a día a lo largo de la vida.

Para prevenir es importante mantener una buena condición física y un peso saludable, así como tener en cuenta estos cuatro pasos que los expertos recomiendan:

-Imaginería. Piensa en una línea recta que pasa por tu cuerpo desde el techo hasta el piso (tus orejas, hombros, caderas, rodillas y tobillos se deben alinear verticalmente de manera uniforme). Ahora imagina que un cordón fuerte conectado a tu esternón está tirando tu pecho y tu caja torácica hacia arriba, haciéndote más alta. Trata de mantener el control de la pelvis, sin que se balancee. Piensa como si estiraras la cabeza hacia el techo, aumentando el espacio entre la caja torácica y la pelvis. Imagínate a ti misma como una bailarina.

-Juntar los omóplatos. Siéntate derecha en una silla con las manos apoyadas en los muslos. Mantén los hombros hacia abajo y el mentón alineado. Poco a poco lleva los hombros hacia atrás como si fueras a juntar las escápulas. Mantén esta posición durante cinco segundos y relaja. Repite tres o cuatro veces.

-Estiramiento de la parte superior del cuerpo. Párate frente a una esquina con los brazos levantados, la palma de las manos apoyadas en la pared y los codos a la altura de los hombros. Pon un pie delante del otro. Dobla la rodilla hacia adelante, exhala mientras inclinas tu cuerpo hacia la esquina. Mantén la espalda recta y el pecho y la cabeza hacia arriba. Debes sentir un buen estiramiento en el pecho. Mantén esta posición durante 20-30 segundos. Relaja.

-Estiramiento del brazo a través del pecho. Levanta tu brazo derecho a la altura del hombro hacia adelante y dobla el codo, manteniendo el antebrazo paralelo al suelo. Sujeta el codo derecho con la mano izquierda y tira de él a través de tu pecho. Sentirás cómo se estira la parte superior del brazo y el hombro derechos. Mantén esta posición durante 20 segundos y relaja ambos brazos. Hazlo con el otro brazo. Repite tres veces en cada lado.

También te puede interesar:  Rutina para fortalecer abdomen y piso pélvico.

Artículos Relacionados

12 efectos de una mala postura que ¡ni te imaginas! Te sorprenderás

La solución más simple para evitar el dolor de espalda