TEMPLATE USED: single.php
pageid: 3984
WFL

No sabes qué pedir en la peluquería… (No dejes de leer esto e inspírate)

Coca Oyarce

31 enero, 2017

 

¿Te ha pasado llegar a la peluquería sin tener idea de lo que quieres hacer sobre tu pelo? Para que te inspires y te orientes un poco sobre lo que significan las distintas opciones, no dejes de leer lo que nos cuenta Coca Oyarce y ¡elige tu próximo look!

Freestyle o flamboyage

 

El concepto “freestyle”es bastante amplio que se usa para nombrar las técnicas de coloración capilar en donde el procedimiento se hace a mano alzada, como “pintando” el pelo.

Su objetivo es aportar luminosidad en las zonas más oscuras del pelo e, idealmente,  lograr un efecto natural, donde el tono que dará luz vaya en degradé, intensificándose hacias las puntas, como cuando el pelo se aclara con el sol o el mar en época de verano.

La ventaja es que resulta ser bastante personalizado según el pelo de cada persona, sus facciones y qué zonas del rostro o pelo queremos darle mayor luz y enfocar la mirada para potenciar los razgos que nos sacan partido.

Básicamente consiste en aplicar decolorante (que logra subir varios tonos de aclaración), súper aclarante (que máximo aclara dos tonos) o la tintura directamente (que aclara entre dos y tres tonos)  en caso que se tenga pelo natural o no se quiera pasar por el proceso de decoloración.

¿Cómo se logra?

Este proceso se hace en pelo seco y peinado liso. Luego,  el colorista, con la ayuda de una peineta untada en la mezcla de decolorante,  va “rayando” capa a capa las zonas elegidas,  para lograr un efecto de luz y que además quedará en degradé para dar la sensación del aclarado natural, donde se mantiene el tono base de la persona y se entremezcla con estas mechas iluminadas. Es una técnica moderna que crea un efecto de luz difuminada en el pelo.

¿Qué ventaja tiene?

La gran ventaja es que como se mantiene la raíz oscura (de tu color natural) y las puntas más claras, este tipo de trabajo es de bajo mantenimiento. Al pasar el tiempo, no aparece el tan conocido “efecto raíz”, que claramente se visualiza en centímetros la cantidad de meses que hayan pasado desde tu última visita a la peluquería.

Con este tipo de técnica que logra integrar de forma armónica la base de tu color natural y el efecto luz sin empezar desde la raíz, tienes la gran ventaja de poder ir dejando crecer el color sin que parezca descuidado.

La idea es que el color de las iluminaciones, no se oxide.

Ideal  que glasees tu pelo con un tonalizante sin amoníaco para mantener el reflejo del color alejado del anaranjado o amarillo una vez al mes o cada dos meses.

Las mujeres naturalmente más claras logran mantener el efecto en muy buenas condiciones sin necesidad de tonalizarlo.

Otra gran ventaja es que se puede pintar la raíz (en caso que ur tengas canas) al mismo tiempo que el colorista realiza el efecto de iluminación.

 

¿Qué productos ayudan a mantener este estilo de coloración?

Para cualquier tipo de pelo que tenga mechas, reflejos o efecto luz, lo mejor es lavar el pelo una vez a la semana con shampoo violeta. Hoy en el mercado hay muchas alternativas y te va a durar mucho ¡porque lo usas solo una vez por semana!

Su objetivo es ir aportando pigmento violeta de forma superficial para que el reflejo del tono no tire hacia tonalidades anaranjadas o amarillentas.

Y el resto de los lavados que hagas en casa, utiliza otro shampoo que no contenga sulfato para evitar  barrer el color y mantenerlo en óptimas condiciones por más tiempo. Es ideal si ese shampoo es para pelos coloreados, ya que aportará nutrición y brillo para que se vea lustroso.

Por último, si tienes un pelo ya trabajado químicamente, es mejor reemplazar el acondicionador por una máscara de tratamiento que aportará nutrientes y vitaminas para que tu pelo se mantenga hidratado. Este mismo producto puedes darle uso de mascarilla y dejarlo actuar por 20 minutos si tienes el tiempo. Así podrás auto hacerte masajes caseros y hacer que tu pelo sea el protagonista de todas las miradas y digno de ser tocado.

 

Balayage

El término viene del francés “balaye” que significa “barrer”y es una técnica nació en Francia en los años 70. Su efecto natural, lo ha transformado en la elección de muchas mujeres.

Se realiza a mano alzada, al igual que el Freestyle, para esto, no se utiliza aluminio ni plástico para cubrir el pelo, es muy versátil y se puede dejar la raíz al natural o marcar estos cadejos iluminados más cerca de la raíz, haciendo mechas gruesas o delgadas. El diseño dependerá de qué zonas quieren iluminarse.

¿Cómo se logra?

A diferencia del freestyle, en esta técnica,  los mechones iluminados son más gruesos. Recuerden que el freestyle son secciones muy finas y delgadas que se eligen para iluminar, mientras que el balayage toma secciones más amplias y gruesas. Por lo mismo, en general,  tiene mejor resultado y mantenimiento en pelos naturalmente más claros, ya que la unión del tono natural y el aclarado genera menos contraste.

Probablemente requirás tonalizar tu pelo completo de forma mensual para ir graduando la tonalidad deseada del principio y para que no se oxide en el tiempo.

Los cuidados son los mismos y en general lo son para todos los pelos trabajados químicamente.

¿Qué ventajas tiene?

Te ilumina muchísimo en una sola sesión. Es como si hubieses pasado por la peluquería y ya llevaras de dos a tres sesiones de freestyle. Además ¡mantienes siempre tu tono base!

 

 Ombré

Ombré significa “sombrear” y esta técnica es lo contrario al freestyle/flamboyage y balayage, ya que en vez de aclarar el pelo en medios y puntas,  se oscurece la raíz de un pelo rubio extendiendo el color oscuro hacia las puntas de manera difusa.

La mantención de este tipo de coloración será enfocada en la zona de tu raíz. Mientras vaya apareciendo el crecimiento y no te sientas cómoda con él, vas retocando la raíz con tu colorista.

 

¿Cómo se logra?

Primero se oscurece la zona de la raíz. Esto sirve para las mujeres  de pelo naturalmente castaño, castaño claro o rubio o de una rubia que lo haya logrado a través de la decoloración. El tema es que la base debe ser más clara que el tono oscuro en el que se proyectará la “raíz falsa”.

Luego esa misma mezcla se pincelea hacia abajo con la técnica de brochazos extendiendo el color hacia los medios y puntas.

 

Cómo cuidarlo

Utiliza un shampoo hidratante o nutritivo libre de sulfato para no barrer la coloración de la raíz y que aporte humectación y vitaminas a tu pelo. O bien, algo exclusivo para el brillo, para que así, todo tu pelo reflecte un color lustroso y se vea sano.

Siempre los tratamientos de masajes resultarán un gran regalo para tu pelo.  Si puedes hacerte estos tratamientos en casa, idealmente con un producto profesional, ¡tu pelo lo agradecerá!

¿Qué ventajas tiene?

Potencia el contraste y el pelo se ve con distintas dimensiones, lo que le otorga mucho movimiento a través del color.

 

Babylights

IMG_6370

Esta técnica proviene de la idea de simular la iluminación natural que tienen los niños en su pelo natural, generando un matiz entre la base y los “rayitos” de luz.

¿Cómo se logra?

Se consigue haciendo la clásica técnica de tejido de “tricotam” a través de papeles de mechas. Aquí la idea es seccionar mechitas muy muy delgadas y aclararlas de uno a tres tonos en la misma gama de colores de tu tono natural.

¿Qué ventajas tiene?

Que el resultado de color y el efecto de luz que deja es sutil y delicado. Es muy natural y requiere muy poca mantención. Incluso se puede ir alternando de a tres meses, solo haciendo los babylights en la zona superior o raíz para que la iluminación no vaya bajando demasiado al crecer.

 

Tiger Eye

 

Es una técnica que persigue dar movimiento al pelo a través del color. Se juega en tres tonos distintos, pero dentro de la misma gama de tonalidades, tal como los ojos de los tigres que tienen tres colores distintos dentro de la pupila.

¿Cómo se logra?

Este tipo de coloración se ejecuta a través de mechas con papeles que van en degradé aclarando más hacia las puntas. La idea es mantener tu tono base igual o lo más parecido a tu color natural de base. Luego,  para dar este efecto de movimiento a través del color, se usarán  tres tonos distintos. Algunas mechas irán decoloradas y luego tonalizadas al momento de retirarlas. A otros bloques de mechas se le irá aplicando tintura directamente para lograr aclarar solo dos a tres tonos, y otro grupo irán cubiertas con tonalizante sin amoníaco para lograr dar un reflejo de tono que combine con los otros colores.

¿Qué ventajas tiene?

Es ideal para las morenas en tonos chocolates o marrones que no quieren ser rubias, pero sí lograr el efecto de luminosidad manteniendo la unión de colores dentro de una misma gama de tonos.

Logra dar mucho movimiento si la idea es mantener el mismo corte y no sacrificar tu largo para darle movimiento ya que eso y la profundidad la dará la coloración.

Artículos Relacionados

Las claves para elegir un buen shampoo

El corte ideal según tu rostro

DIY: Peinados cómodos y estilosos para hacer deporte

La chasquilla ideal para ti