TEMPLATE USED: single.php
pageid: 3964
WFL

Por qué a veces deberías tomar sol…

Dra. Francisca Daza Paravic

4 febrero, 2017

Es conocido que la exposición solar irresponsable puede traer consecuencias a la salud y contribuir al envejecimiento prematuro, pero ¿qué tanto sabes de lo necesario que es el sol para captar vitaminas para nuestro cuerpo y de cómo y cuánto basta para conseguirla? Mira la interesante columna que comparte con nosostros la Dra. Francisca Daza y pon en práctica lo que plantea.

 

La vitamina D es una vitamina liposoluble que se almacena en el tejido graso del cuerpo y su función principal es ayudar a que el organismo absorba el calcio y lo deposite en los huesos. Sin vitamina D, el cuerpo no puede utilizar el calcio y el fósforo, dos minerales que son necesarios para tener huesos sanos. Así, la vitamina D es fundamental para tener huesos fuertes y saludables.

¡Que no te falte esta vitamina!

La deficiencia de vitamina D puede llevar a raquitismo en niños y a osteoporosis en adultos. Necesitamos tener niveles adecuados de vitamina D para poder combatir las enfermedades infecciosas que afectan al cuerpo demás, pues juega un papel importante en el sistema inmune.   Además, existe una asociación entre enfermedades autoinmunes y niveles bajos de vitamina D.

Como si eso fuera poco, el déficit de vitamina D puede empeorar cuadros de piel seca, de dermatitis atópica, de alergias, de psoriasis y  puede acelerar la reabsorción ósea facial, anticipando y acelerando en proceso de envejecimiento cutáneo.

Diferentes estudios sugieren que niveles adecuados de vitamina D pueden proteger contra enfermedades como hipertensión arterial, enfermedades cardíacas, algunos tipos de cáncer y enfermedades a la piel.

Cómo se obtiene

Existen tres  formas de obtener vitamina D: mediante la síntesis cutánea con la ayuda de la radiación solar UVB, mediante la ingesta de alimentos ricos en vitamina D y a través de suplementos.

El sol es una fuente de vitamina D, sin embargo, la exposición solar aumenta el riesgo de cáncer de piel y de envejecimiento prematuro.

¿Cuánto sol necesito?

Las personas de piel blanca necesitan menos exposición solar que las personas de piel oscura para alcanzar niveles adecuados de vitamina D. En personas de piel blanca, que además tienen una dieta balanceada, bastan 25 minutos semanales de exposición solar en un área corporal como antebrazos o piernas para conseguirlos. Las personas de piel oscura, por su parte,  necesitan una dosis de entre tres a seis veces mayor de exposición solar para fabricar la vitamina D.

Para tomar en cuenta

Como ya fue mencionado, el exponerse al sol aumenta el riesgo de cáncer de piel, por lo tanto, se recomienda hacerlo solo durante los horarios de menor radiación, antes de las once de la mañana o después de las cinco de la tarde. Si bien, el uso de fotoprotector interfiere con la síntesis de vitamina D, igual se recomienda su uso para evitar daño solar,  además,  se ha observado que las personas que usan fotoprotector tienen niveles más altos de vitamina D, probablemente porque se sienten más seguras y se exponen al sol por tiempo mayor.

El sol no basta…

Otro punto importante es que el tomar sol como única fuente de vitamina D no es eficaz. O sea, además de todos los riesgos que implica, no es suficiente. Hay estudios realizados en poblaciones que toman sol y que tienen niveles bajos de vitamina D. Por eso, no hay que olvidar la dieta y los suplementos.

Para obtener vitamina D a través de la dieta hay que consumir pescados oleosos como salmón, atún, sardinas o aceite de pescado. Otros alimentos ricos en vitamina D son la leche fortificada, la mantequilla, la yema de huevo, el hígado y las costillas de cerdo.

Los suplementos de vitamina D deben ser con vitamina D3, que es el compuesto activo (la mayoría de los suplementos son con vitamina D2). En general, se aconseja suplementación a personas con niveles bajos de vitamina D y en grupos que tengan necesidades especiales como edad avanzada, embarazo, obesos, etcétera.

¿Sabías que?

Las personas obesas suelen tener niveles bajos de vitamina D porque se deposita en la grasa y no puede ser utilizada.

Estudios sugieren que la suplementación con vitamina D en personas que lo necesitan reduce la mortalidad en un 11%.

 

La dosis diaria recomendada

  • 400 UI (UI unidades internacionales) para niños de hasta el año de edad.
  •  600 UI para niños, jóvenes y adultos entre 1 y 70 años
  • 800 UI para adultos sobre los 70 años.

Cabe destacar que la Asociación Americana de Dermatología (AAD) NO recomienda tomar sol como fuente de vitamina D. Y aconseja adquirir la vitamina D a través de la dieta o de suplementos.

Artículos Relacionados

¡Tu piel habla! ( Pon atención a estos signos)

¿Es este el secreto para la eterna juventud?

¿No lo sabías? Por qué sí debes tomar un poco de sol