TEMPLATE USED: single.php
pageid: 4186
WFL

¿Sabes en qué fijarte al elegir una crema con vitamina C?

Dra. Francisca Daza Paravic

5 abril, 2017

Seguramente habrás escuchado hablar de la relación entre la vitamina C y una piel radiante, pero ¿qué poderes tiene esta vitamina sobre el cutis? ¿Sabes las diferencias entre comerla o aplicarla, si eres candidata a usarla y en qué debes fijarte a la hora de elegir un producto que la contenga? Mira lo que nos cuenta la Dra. Francisca Daza…

La forma activa de la vitamina C es el ácido L-ascórbico y funciona como un potente antioxidante que neutraliza los radicales libres. Estos son los productos de desecho de las células y aumentan con la exposición solar, con la contaminación y con el humo de cigarro, entre otras cosas, contribuyendo con el envejecimiento prematuro de la piel.

La vitamina C, además, es esencial para que la vitamina E pueda ejercer sus funciones y es necesaria para la cicatrización de heridas, ya que es un cofactor de un aminoácido fundamental para la estructura helicoidal del colágeno. Por lo tanto, es indispensable para la síntesis de colágeno no solo en la piel, sino que también en cartílagos, tendones y huesos.

Además, se utiliza en el tratamiento de la hiperpigmentación, ya que interrumpe la síntesis de melatonina, ejerciendo una acción clareadora.

 

Diferencias entre comer  y aplicar la vitamina C

Esta es una vitamina hidrosoluble que se encuentra principalmente en verduras y frutas cítricas. Entre los beneficios de consumirla está el que ayuda en la cicatrización de heridas, mejora la inmunidad y fortalece todos los tejidos del organismo. Un déficit, como ocurría antiguamente en marineros que iban en embarcaciones de muchos meses, lleva a una enfermedad llamada escorbuto que se caracteriza por lesiones en piel, fragilidad de uñas, caída del pelo, equimosis y hemorragias.

La aplicación, por su parte, estimula la síntesis de colágeno, tiene acción antioxidante y acción clareadora. La mejor hora para aplicarla es en la mañana antes del protector solar.

 

¿Beneficiosa para todas ?

La vitamina C es sumamente beneficiosa para revertir el envejecimiento cutáneo a través de su acción antioxidante y estimuladora de la síntesis de colágeno. Además, posee una potente acción clareadora siendo útil para el tratamiento del melasma y de otras manchas.

Sin embargo, como la vitamina C es formulada a un pH bajo puede producir irritación en personas con rosácea y piel sensible. En ellas puede tener efectos adversos como eritema, descamación y prurito.

 

Toma nota para elegir

El ácido ascórbico es muy difícil de manipular ya que se oxida rápidamente cuando es expuesto al aire y es de estabilidad limitada. Por lo tanto, muchas fórmulas que contienen vitamina C no son útiles. Para elegir una crema debes  fijarte en la concentración y en el lugar en que el ingrediente es mencionado.

La concentración ideal es de un 10% y debe estar mencionada dentro de los primeros tres primeros ingredientes de la formulación.

Muchas cremas usan el ácido ascórbico solo como estabilizador y preservante de una crema. Cuando esto ocurre aparece mencionado dentro de los últimos ingredientes y, por lo tanto, no va a ejercer las funciones que esperamos.

Artículos Relacionados

Recomendado: La doble dimensión de nuestro ser ante el autocuidado

El difícil camino del APEGO

Recomiendo: Congreso de Salud y Educación Infantil

10 cosas que pasan cuando sales de tu zona de confort