TEMPLATE USED: single.php
pageid: 1164
WFL

5 tipos de orgasmo y ¡cómo conseguirlos!

well+fit living

13 mayo, 2016

Tal vez no sabes que existe más de un tipo de orgasmo y mucho menos cómo lograr uno de ellos. Pero nunca es tarde, Jane Morgan, más conocida como Japi Jane entrega algunas claves para que sepas de qué se trata y disfrutes ¡sin vergüenza!

Pueden ser segundos intensos donde experimentas una sensación de euforia difícil de describir con palabras, más intensa y duradera para unas y algo más complicada de conseguir para otras. Independiente de como sea, un orgasmo es una respuesta sexual que tiene que ver “con el numero de contracciones rítmicas de los músculos del suelo pélvico para liberar la sangre acumulada durante la excitación”, dice Jane. A este instante, le sigue una experiencia relajante y placentera, atribuida a la liberación de oxitocina, prolactina y endorfinas.

Bueno, y aunque no lo creas hay algunos orgasmos que nada tienen que ver con la vagina. Sí…sola, acompañada e incluso desencadenado por el deporte, los orgasmos son un mundo por descubrir. Mira aquí algunos tipos.

Orgasmo Clitoriano

Es conocido como el estándar, el más común y reconocible por las mujeres. Se produce por la estimulación directa del clítoris y ha sido descrito -según un estudio publicado en el journal NeuroQuantology–  como “localizado, agudo, explosivo, y de corta duración”.

Cómo lograrlo: Jane Morgan, experta en temas sexuales, recomienda que, en una primera aproximación a los orgasmos puedes intentar conseguirlo sola. “La masturbación es la mejor manera de experimentar qué se siente y cómo te gusta más”. Cada clítoris es un mundo- dice- y los gustos de las mujer son múltiples, entonces, es bueno descubrir cuál es la manera que mejor funciona contigo. “Algunas mujeres prefieren una fricción fuerte y lenta y otras que sea poca y más rápida. Entonces, lo mejor es ir probando las sensaciones y luego aplicarlo con la pareja”, dice.

 Orgasmo Vaginal

Su existencia es controvertida, tanto como el punto G y no todas las mujeres pueden percibirlo. Según Jane, menos del 30% lo experimentan, por lo que si estás dentro del porcentaje, ¡siéntete privilegiada! Si no es así, tranquila, no es que algo ande mal con tu vida sexual, responde simplemente a algo fisiológico.

Vagina, un libro de Naomi Wolf, explica por qué algunas mujeres pueden tener orgasmos vaginales cuando la mayoría, no podemos. Las causas son físicas y responden a que algunas tienen más conexiones nerviosas desarrolladas hacia el cerviz y la pared de la vagina que otras. Si no lo logran no es porque no lo estén intentando lo suficiente o porque no estén relajadas, es simplemente porque su cuerpo es así. Cada mujer tienen una fisionomía diferente y la mayoría tenemos más caminos nerviosos conectados hacia el clítoris que hacia la vagina”, explica Japi Jane.

Según el mismo estudio de NeuroQuantology, los orgasmos vaginales se logran en mayor medida a través de las relaciones sexuales que con la estimulación del clítoris, y se describen como de “todo el cuerpo” y más duraderas que los orgasmos clitorianos. Dicen además, que las mujeres que reportan tener orgasmos vaginales también pueden ser más propensas a experimentar orgasmos múltiples.

Jane discrepa en este punto y enfatiza que “todas tenemos la capacidad de sentir orgasmos múltiples”. La clave: mantener el ritmo y nivel de estimulación constante, concentrarse en la sensación y el momento, y el clímax volverá. “Esto es posible si logran seguir con la estimulación sin descansar después del primer orgasmo”, dice.

Cómo lograrlo: Jane dice: “Para ser sincera por mucho probar y probar si no resulta naturalmente lo más probable es que no vas a poder, pero no hay que frustrarse por eso. Sin embargo, si mantienes en forma tu suelo pélvico y haces constantemente los ejercicios de Kegel, (sirven para mejorar la circulación de sangre hacia esa zona y mantener la vagina en mejor estado) puede facilitarse ese tipo de orgasmo”.

 Orgasmo Mixto

Es aquel que involucra al clítoris y a la vagina y ocurre simultáneamente. Se siente más intenso y profundo. “Está visto que en este tipo de orgasmo se activan más zonas del cerebro, entonces se experimenta una sensación más completa, porque cubre más zonas y conexiones nerviosas”, dice Jane.

Cómo lograrlo: La experta explica que muchas mujeres logran este tipo de orgasmo cuando el hombre está dentro de ellas, pero al mismo tiempo estimula su clítoris. “Cuando la mujer está arriba, como sucede en la posición vaquera –postura que le permite controlar el roce de su clítoris- experimenta una sensación más profunda, más completa, de una intensidad diferente que la que consiguen solo con la estimulación del clítoris”.

Orgasmo Anal

Para muchas es un tabú, les asusta o incluso les da asco, pero otras no tienen problemas y sólo disfrutan la sensación al experimentarlo. Para este tipo de orgasmo Jane recomienda incluir juguetes, partir de a poco y no dejar de lado la estimulación del clítoris. “El orgasmo se siente aún más completo. El hombre está penetrando la vagina y con la estimulación anal todo se siente más apretado, algo que el hombre también experimenta pues siente la presión del juguete a través de la pared de la vagina. Todas las terminaciones nerviosas de la vagina, cérvix, clítoris y ano se conectan a tu espina vertebral, por lo que la sensación pude ser más intensa. Al estimular las distintas áreas se activan distintos caminos nerviosos y se producen diferentes sensaciones en tu cuerpo”, dice.

Como lograrlo: La experta recomienda recurrir a un lubricante específico para esos fines, partir de a poco, practicar y ¡disfrutar!

 Alguno poco convencional

Coreorgasmo

Para conseguirlo no necesitarás de un compañero, ni de un juguete. Sí, tal como lo escuchas, el coreorgasmo es inducido por el ejercicio, principalmente por el trabajo del “core”. ¡Intentarlo puede ser la mejor excusa para incentivarte a quemar calorías! Este fenómeno está asociado con los músculos abdominales centrales, según detalla Debby Herbenick, PhD autora del libro “The coreorgam workout”. 

Según señala un artículo de Refinery 29 la existencia de este tipo de orgasmo se discutió por primera vez en 1953 a través de relatos anecdóticos del sexólogo Alfred Kinsey. Él describió que el 5 % de las mujeres encuestadas para estudiar el comportamiento sexual en la mujer, habían experimentado orgasmos durante el ejercicio. Hace algunos años investigadores de la Universidad de Indiana publicaron en la revista “Sexual and Relationship Therapy” que este fenómeno era relativamente común. En el estudio, de las 530 mujeres encuestadas, 370 experimentaron un orgasmo o placer sexual inducido por el ejercicio. Entre los ejercicios más comunes reportados para inducir el orgasmo fueron los abdominales, la escalada y el levantamiento de pesas.

 Si quieres enterarte de 10 cosas que no sabías de los orgasmos no dejes de ver esta charla TED.

 

 

 

 

 

Artículos Relacionados

10 razones por las que te puede doler la vagina

Cómo perderle el miedo a la masturbación

Los mejores juguetes eróticos para el agua

P&R ¿Cómo se puede saber si hay un problema de líbido baja?