TEMPLATE USED: single.php
pageid: 2109
WFL

9 pasos para tener clóset ordenado y eficiente

Colomba Urruticoechea y Natalia Eva

27 junio, 2016

Ok, a veces el espacio no te acompaña, pero eso no es excusa para que tu clóset no se mantenga ordenado y se transforme en un aliado, sobre todo en esos momentos en que el tiempo también es escaso y debes elegir rápido qué ponerte sin repetir todos los días lo mismo porque lo otro, simplemente, no lo encuentras.

1. La clave principal para tener un clóset ordenado y eficiente es hacer una limpieza general al comienzo de cada temporada (invierno y verano). Analizar prenda por prenda y sacar todo aquello que no hayas usado desde la temporada anterior, que te quede grande o pequeño o que, simplemente, ya no te guste. Nuestro consejo es que esa ropa la regales o vendas, ya que si no la ocupaste en casi un año, es muy poco probable que la vuelvas a usar.

2. Guarda la ropa de la temporada anterior en bolsas plásticas al vacío y ordénalas por categorías. Para los zapatos opta por cajas duras (de cartón o de plástico) para que no se deformen, y no te olvides de rotularlas.

3. Lo que dejes en tu clóset divídelo en:
– 1. Poleras
– 2. Blusas y camisas
– 3. Sweaters y chalecos
– 4. Pantalones
– 5. Faldas y vestidos
– 6. Chaquetas y abrigos
– 7. Ropa interior
– 8. Accesorios (pañuelos y cinturones)
– 9. Ropa de dormir
– 10. Ropa de deporte
– 11. Zapatos

4. Deja un estante para las poleras básicas, otro para las camisas y blusas (en caso de que no puedas colgarlas), uno para los sweaters y chalecos y otro para la ropa deportiva. En las cajoneras: deja un cajón para la ropa interior, otro para los calcetines y medias, uno para los pañuelos y cinturones y otro para los pijamas. Ocupa organizadores para la ropa interior, calcetines y accesorios. Tendrás que enrollar los pañuelos y cinturones para que los puedas guardar en los organizadores.

5. Es importante que las poleras, camisas y blusas estén siempre bien dobladas y todas de la misma manera. Para mantener el orden divídelas por tonos blancos, negros, de colores y estampados. Los sweaters ordénalos según su material: algodón, lana, cashmire, etc…

6. Los pantalones cuélgalos según su uso divididos en: jeans, sport, formales y de noche. Es ideal usar los colgadores con pjnzas para aquellos que se arrugan con facilidad, cuélgalos desde la parte inferior. Si tienes poco espacio existen colgadores en los que puedes colgar varios pantalones a la vez.

7. Para las faldas también te recomendamos los colgadores con pinzas para que se mantengan estiradas. Los vestidos de telas más delicadas, como la seda o la gasa, guárdalos dentro de bolsas con cierre para que se mantengan estirados y limpios.

8. Al igual que los pantalones, te aconsejamos colgar las chaquetas y abrigos según su uso. Ocupa fundas para protegerlos del polvo.

9. Los zapatos que más uses déjalos a la vista en un zapatero u organizador. Los que son para ocasiones especiales y no de uso diario, guárdalos en cajas trasparentes o de cartón, rotuladas o con la foto en el exterior para identificarlos con facilidad. Estas cajas las puedes guardar en la parte superior del clóset. A las botas, ponles esponja o papel de diario en su interior, así evitas que pierdan su forma original. Un buen dato es ocupar los flotadores de esponja y cortarlos según la medida de la bota.

¿Necesitas más inspiración? Mira este video basado en los consejos de la gurú japonesa del orden, Mari Kondo.

Artículos Relacionados

¿Cambio de temporada? El secreto para un clóset ordenado y eficiente

Las tendencias de moda que no podrás dejar de usar

Los mejores colores de ropa según tu tono de piel

8 maneras de usar una blusa blanca básica