TEMPLATE USED: single.php
pageid: 4566
WFL

El difícil camino del APEGO

Pola Mayol

11 octubre, 2018

Nacemos y nos aferramos a la vida, una vida que creemos que nos pertenece, pero de la que no somos dueños. Comenzamos a respirar por nosotros mismos, dejamos de depender del oxigeno materno y nos convertimos en seres que iremos funcionando cada vez solos, más libres… Pero algo pasa… De a poco, vamos apegándonos a lo que descubrimos, conocemos y así, sin darnos cuenta, comenzamos a perder libertad…

El primer apego es con nuestros padres y figuras significativas, pero luego son nuestros juguetes, nuestras emociones, al paradigma en el que nacimos… hasta que comenzamos a sentir como propio el mundo que nos rodea. Damos vida a nuestro mundo, ese, que al ir descubriendo, tratamos de controlar. Ese que nos invita a pertenecer, pero también nos confunde y empezamos a nombrarlo todo con sentido de propiedad.

Aprendemos a aferrarnos y apegarnos a todo, pero no es común que nos enseñan a soltar.

De manera casi inconsciente nos apegamos a las cosas, a las personas, a las ideas, las ilusiones y sentimientos, probablemente,  porque hacerlo, nos da seguridad, una falsa seguridad…

Pero ¿qué pasa cuando algo de eso se diluye, se pierde, se acaba o simplemente deja de existir?

Es ahí cuando viene el dolor del vacío, el sufrimiento. La rebeldía del ego que se niega a aceptar un despecho. La frustración de una ilusión inconclusa o el desamparo de una perdida. Todo duele el doble porque lo sentías tuyo.

Yo crecí en un mundo de apegos. El desapego lo he ido conociendo y valorando a costa de dolor y sufrimiento.

Hoy quiero avanzar por el camino del desapego, ese que te permite gozar de todo lo anterior: de tus ilusiones, de las personas, de tus sentimientos y de las cosas mientras existan, pero con esa distancia tan fina como mágica que te aleja del sufrimiento.

Desapego, una misión nada de fácil, pero un camino que sin duda te regala libertad.

Artículos Relacionados

Recomiendo: Congreso de Salud y Educación Infantil

10 cosas que pasan cuando sales de tu zona de confort

¡Bee- da para las abejas! (un sistema que busca mitigar el despoblamiento)

¿Sabías que no todas las mieles tienen el mismo poder antibacterial? Aquí una que debes conocer…