TEMPLATE USED: single.php
pageid: 4468
WFL

Por una navidad más feliz y con más sentido

Pola Mayol

7 diciembre, 2017

 

Mucho se ha escrito que entregar genera felicidad tanto al que da como al que recibe.  Estoy totalmente de acuerdo con esta afirmación y sobre todo si al que le doy realmente valora, necesita y significa lo que le estoy entregando. Por esto, me propuse intentar darle a esta Navidad ese sentido. A veces nos olvidamos del fondo de esta celebración, nos agarra la máquina y nos embarcamos en una vertiginosa carrera automática de consumo sin pensar  incluso en lo que realmente necesita quien lo recibirá.

No es que esté en contra de la Navidad ni de los regalos navideños. Sin duda, me encanta recibir algo por ahí, pero cuando se le da un sentido a eso que estás regalando,  toma un peso mucho más valioso y gratificante.

¿Tú, qué necesitas?

Me puse a pensar qué es lo que en realidad necesito y de verdad me costó pensar en algo material. Creo que muchos compartirán conmigo que lo que nos falta es tiempo para…; oreja para…; experiencias para compartir; etc… ¡Eso satisface al menos mis necesidades! Siento que pensar así nos acerca a ver al otro y a nosostros mismos como seres carentes de algo que podemos suplir sin la billetera de por medio.

Hay quienes no tienen lo básico y sus carencias tampoco las suplirá un viejito pascuero o un amigo secreto.  Si miramos más allá de nosostros mismos, nos podemos dar cuenta que en nuestro país y en el mundo hay necesidades fundamentales y reales. Tal vez no las vemos porque no nos afectan directamente, pero generan sufrimiento y podemos aportar con un granito de arena para disminuirlo.

¡Dona tu regalo para otro y dale sentido a lo que recibes!

La Navidad, los regalos del amigo secreto o los que implican los compromisos familiares,  son una buena instancia para plantearse la idea de dar, pero hacerlo de otra manera. Los invito a regalar y regalarse a su vez la posibilidad de tener una Navidad con más sentido, con más gratitud y con tiempo para lo fundamental: las relaciones y los afectos. ¡Humanicemos esta celebración!

¿Qué tal si en vez de regalar a alguien que no necesita nada material le regalas tu tiempo, tu cariño y tu dedicación y si decides -como grupo o individualmente- asignar ese presupuesto a quien realmente tiene carencias concretas?

Estoy segura que entregar a quien lo necesita y proponer que tus regalos vayan en esa dirección te hará más feliz y generará felicidad a tu alrededor.

Se me ocurren muchas ideas, pero tal vez puedes partir por proponer en tu círculo más cercano destinar el presupuesto que tenían asignado para sus regalos a fundaciones o institucuones que lo necesiten. Y en cambio, recibir ustedes un regalo significativo que no implique un gasto asociado.

Les recomiendo que vean este video. Al menos a mí me hizo mucho sentido, me impactó  y me recordó el sentido que quiero imprimir a esta Navidad. ¿Qué pasaría si lo que gastamos en esta fecha lo destinaramos a contribuir a necesidades reales del mundo?

Sé que los niños esperan ansiosos la Navidad y no es la idea terminar con la ilusión que les produce, y también sé que es practicamente imposible ir contra un sistema ya establecido. Pero si al menos lo tuviéramos un poco más presente y destináramos parte de lo que podemos gastar a una causa que nos haga sentido, tal vez sentiríamos una felicidad mucho más plena que se AMPLIFICARÍA…

 

Aquí algunas ideas para aportar:

Si buscan encontrán miles de opciones, aquí algunas que me parecen buenas…

Fundación Sentido

image1-5

Aldeas Infantiles SOS

Captura de pantalla 2017-12-07 a la(s) 11.00.04

Jaime’s 2017 Christmas Campaign

Captura de pantalla 2017-12-07 a la(s) 11.00.36

Campaña de navidad Correos de Chile

Captura de pantalla 2017-12-07 a la(s) 11.01.17

Feed the children

Captura de pantalla 2017-12-07 a la(s) 11.01.41

Save the children Siria

Captura de pantalla 2017-12-07 a la(s) 11.02.20

Artículos Relacionados