TEMPLATE USED: single.php
pageid: 4453
WFL

Recomiendo: Apps que te ayudarán a meditar

Pola Mayol

27 noviembre, 2017

 

Practicar algún tipo de meditación debería ser un hábito que nos inculcan desde la infancia. Seguramente creceríamos mental y emocionalmente más sanos, más seguros de lo que somos,  más conscientes de nuestras necesidades reales y con mucho menos estrés y ansiedad.

Meditar puede sonar como algo complejo o tal vez impracticable, pero no lo es. Es común que nos compliquemos porque lo relacionamos con alguna religión y, por lo mismo,  nos alejemos de tan poderosa herramienta.  Pero existen alternativas seculares con estructuras simples y prácticas que permiten acercarse a este regalo que te permite habitar el presente, tener más conexión contigo y observar las cosas desde otra perspectiva.

Me he sorprendido del poder transformador que tiene la práctica regular. No soy experta, pero aún como principiante, he logrado percibir cambios positivos en mí, siento que tengo más consciencia (de lo que siento y hago), y he notado un cambio en mi estructura de pensamiento, así como en mi manera de relacionarme tanto conmigo como con lo que me rodea.

Meditar no necesariamente implica hacerlo a través de mantras, o siguiendo estructuras y pautas complejas. Respirar es el principio.

Somos porque respiramos y respiramos HOY, pero es algo tan común que ni nos demos cuenta y lo hacemos en automático… al igual que casi todo lo que hacemos a diario.

La respiración tiene el poder de calmarnos y también el de permitirnos vivir cada respìración aquí y ahora como si solo existiera este ciclo. Siento que en el fondo todo es así.

Tal como una inhalación y exhalación tiene un principio y fin, un momento -el que sea-   también lo tiene. Entender eso es muy útil para vivir las distintas situaciones en su justa medida y como lo que son: Un fragmento de nuestra vida, un momento.

El primer acercamiento que tuve con la meditación fue a través del yoga. Entré en este mundo a través del movimiento. La respiración y la conciencia corporal fluían, pero no era totalmente consciente de los cambios que se producían en mí.

Más tarde conocí la práctica del mindfulness y llevo un par de meses practicando. Aunque reconozco que  no ha sido fácil hacerme el hábito y dejar religiosamente guardado un tiempo al día para la práctica, con el paso del  tiempo y las herramientas tecnológicas que hoy existen se me ha hecho más fácil.

Les recomiendo intentarlo. Tal vez les resuena y les ayuda a vivir más conscientes, presentes y felices.

Aquí algunas apps y sitios a los que pueden echar un vistazo para animarse.

head

insic

 

mind

392x696bb

static1.squarespace.com

 

 

 

 

Artículos Relacionados

Respiración yóguica ayuda a combatir la depresión, según nuevo estudio

15 cosas muy simples que te harán feliz ahora mismo

7 beneficios de la meditación que debes conocer

Relajación exprés para situaciones SOS