TEMPLATE USED: single.php
pageid: 2599
WFL

Un poder oculto en tus manos que vale la pena usar…

well+fit living

12 agosto, 2016

Por nuestras manos atraviesan miles de conexiones nerviosas y son necesarias para casi todo lo que hacemos. El poder que tienen es infinito. Con ellas transformamos lo que pensamos en creaciones y las usamos para transmitir lo que pasa por nuestra cabeza. Nos sirven para comunicar, expresar, agradecer, saludar, bendecir y en algunas situaciones ofender (seguro sabes de que hablo, porque habrás recurrido más de una vez vez a tu dedo medio en pleno ataque de furia). Las manos expresan sentimientos y nos ayudan a comunicarlos.

Poderosa herramienta

El cómo utilicemos nuestras manos tiene una gran importancia en que logremos trasmitir lo que realmente sentimos. Un estudio que analizó varias charlas TED encontró que los expositores más populares, eran aquellos que utilizaban en promedio cerca de 465 gestos con sus manos, casi el doble de los realizados por los que eran menos populares. Un dato a considerar…

 

Mudras, paso a paso

Al parecer los yoguis saben bien sobre el poder que significa utilizar nuestras manos para expresar emociones y deseos profundos.

Los mudras son gestos de las manos,  es yoga para las manos. En sánscrito mud se refiera a gozo y dra a producir, por lo que se traduce en  gestos “productores de gozo”.  Sin darnos cuenta ,ni saberlo -probablemente-  todos los días realizamos más de uno sin querer. Lo más curioso es que estos además, suelen ser los más adecuados para el momento y situación en que los realizamos.

Es común que los mudras se practiquen junto con la respiración y el movimiento dentro de la práctica de yoga, con el objetivo de convertir nuestras energías, transformándolas. Son una poderosa herramienta a la que puedes echar mano para invitar e invocar a lo que desees llamar a tu mente. ¿Qué tipo de energía o vibración emocional aspiras traer a tu vida?

El mundo de los mudras es infinito y puedes practicarlos durante una clase de yoga, mientras meditas o simplemente en tu día a día. Pueden focalizarte para lograr tus propósitos, o ayudarte conseguir ese estado de ánimo que quieres cultivar. Los mudras son algo así como afirmaciones corporales, es por esto que es tan importante la atención e intención que pongas al realizarlos.

 

Te dejamos cuatro mudras que puedes utilizar para invocar  a la sabiduría, al amor y la confianza. Nuestra colaboradora Rocío Cáceres los demuestra.

 

Anjali Mudraanjali mudra

Es común que las clases de yoga empiecen y terminen con este mudra y por una buena razón. Sí, porque “Anjali”, en sánscrito significa ofrecer.

Utilizar este mudra en tu práctica te ayudará a focalizar tu energía y a recordar el propósito que te ha llevado a estar sobre tu mat. No es mala idea que también lo practiques cada mañana al despertarte como una manera de inspirar tu día y agradecer por lo que tienes y aspiras. Además calmará tu mente y  te ayudará a escuchar tu corazón.

 

Cómo hacerlo: Siéntate cómodamente como indio. Asegúrate de tener tu columna bien derecha y siente los huesos sobre los que te sientas bien arraigados al suelo. Crece con tu cuerpo. Junta las palmas de las manos en el centro del corazón. Alarga tu cuello inclinando ligeramente el mentón hacia el pecho. Lleva tu mirada hacia abajo en dirección de tus dedos o cierra tus ojos.

 

Gyan Mudra

gyan mudra-2

Este mudra suele utilizarse para invitar a la sabiduría, a la conciencia  y para liberar la negatividad. Puedes recurrir a este en cualquier momento del día en que necesites invocar e invitar a esta energía.

 

Cómo hacerlo: Puede ser sentada  igual que la anterior, o en cualquier otra posición de yoga que te conecte con la tierra. Para lograrlo debes llevar el pulgar y el dedo índice a toparse, mientras que los dedos restantes quedan extendidos y las palmas mirando hacia arriba. Si quieres puedes descansar las manos sobre las rodillas o extender tus brazos si es que estás haciendo otra postura como – por ejemplo- la del Guerrero II.

 

Mudra del Loto

loto mudra_2-2

 

La flor de loto se eleva sobre el agua. A pesar de que sus raíces se sumergen un estanque turbio, esta flor no se hunde y florece llena de luz por encima de la superficie. Por eso se dice que este mudra representa una apertura de corazón y la capacidad de elevarse. Puedes recurrir a él para invocar el sentimiento de amor y compasión en tu día.

 

Cómo hacerlo: Imagina una flor de loto. Elige una postura donde tus manos estén libres. Junta la parte inferior de las palmas, así como las puntas de los pulgares y meñiques. Abre las manos y tus dedos como si fuera un loto abierto. Mantén tus ojos cerrados y respira conscientemente.

 

 

Vajrapradama Mudra

vajrapradama mudra

En sánscrito Vajra significa “rayo”, y es un símbolo muy poderoso. Este mudra es un gran aliado cuando se necesita liberar el cuerpo de algún miedo, ansiedad, pensamientos y de comportamientos autodestructivos. Es conocido como gesto de la confianza inquebrantable y te inspira a creer en tus capacidades para afrontar nuevos desafíos, reafirmando tanto tu fuerza como tu creencia en un poder superior.

 

Cómo hacerlo: Pon las manos sobre el corazón, con los dedos entrelazados y los pulgares hacia arriba. Toma algunas respiraciones de manera consciente y confía en ti.

 

 

 

Artículos Relacionados

La búsqueda del maestro

Postura de yoga destacada: Marichyasana B

Respiración yóguica ayuda a combatir la depresión, según nuevo estudio

Postura de yoga destacada: virabhadrasana b